Santiago Jf Argañaraz Araoz

mnbgd

Clavo a mil puñales mi cuerpo,
mi corazón que moría,
mi razón se perdía.

Mas aun de filosos puñales,
mi corazón se vestía,
mi razón resistía,

Y de mil puñales no soportö
ni el corazón optimista
ni la razon que agoniza



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: